El contenido está en todas partes por Internet, y las audiencias están avasalladas de la gran cantidad de contenido que se les ofrece de forma diaria. Partiendo de esta base, lo más frecuente es que los usuarios vayan saltando rápidamente de una cosa a otra, precisamente por toda la cantidad que hay, y porque no es posible consumir todo ese contenido.

Por ello es muy importante atraer y captar la atención de los usuarios. Y más todavía, mantener su atención y generar engagement. ¿Cómo conseguirlo?

Sin lugar a dudas, el video marketing es tu mejor aliado.

El poder del video marketing

Durante los años 2016 y 2017 se produjo un gran aumento en la popularidad del vídeo como forma de ofrecer contenido y, como era de esperar, durante el año 2018 siguió en aumento. Pero durante ese año se produjo un cambio en el paradigma del vídeo como contenido: pasó de ser un simple táctica de marketing a convertirse en una estrategia completa de negocio.

El vídeo como táctica de marketing consistía más bien en realizar una producción de coste alto por parte del equipo creativo en la que se disparaba el contenido a mucha gente para transmitir algún mensaje, pero sin mucho análisis con el que medir el resultado del mismo. Sin embargo, el vídeo como estrategia de negocio implica a todos los equipos y se trata de conseguir cierta interacción con el usuario, y que sea algo accionable y medible.

"De acuerdo con un estudio de Hubspot, más del 50% de los consumidores prefieren recibir contenido de las marcas en forma de vídeo por encima de cualquier otro tipo de contenido."

Qué consigues con el video marketing

Gracias a las nuevas técnicas y tecnologías relativas al vídeo, este se ha convertido en una herramienta sencilla y accesible para todo el mundo. Además de ser una forma de contenido atractiva, con el video marketing se pueden alcanzar y obtener resultados reales:

  • Ayuda a las decisiones finales de compra. El 90% de los consumidores sostienen que los vídeos de producto les ayuda a tomar mejores decisiones de compra.
  • Incrementa el tiempo de permanencia. Por lo que hemos comentado respecto a conseguir captar y mantener su atención, los usuarios pasan dos minutos más navegando por sitios web donde haya contenido de vídeo que en aquellos en los que no hay.
  • Aumenta las tasas de clics. Añadir vídeo a tus campañas de e-mail marketing puede disparar hasta un 300% más tu tasa de clics sobre el contenido de tus correos.
  • Vídeo en redes sociales. Estos generan hasta 12 veces más compartidos que los contenidos de fotos y texto juntos.

Sobre este último punto, si las redes sociales son un pilar importante en tu estrategia, te recomendamos que leas cómo el video marketing aumenta el engagement en redes sociales.

Pero además, el vídeo ofrece otra gran ventaja, que es el análisis que hay detrás de ellos y la capacidad de medir los resultados de los mismos. Con las herramientas adecuadas, puedes obtener una gran cantidad de información respecto a lo que consideran los usuarios sobre tu contenido, mucho más allá del simple número de visualizaciones o clics que ha conseguido.

Algunas de ellas podrían ser:

  • Saber cuánto realmente los usuarios están atraídos o interesados o en tu contenido.
  • Qué partes del vídeo deciden ver de nuevo o saltarse.
  • Cuántas personas realmente ven el vídeo de principio a fin y al final hacen click sobre tu llamada a la acción.

Estas métricas te ayudarán a saber lo que debes hacer para realizar un mejor contenido y hacer que tu estrategia de marketing sea más efectiva.

Qué tipos de vídeo puedes crear y dónde puedes compartir tu contenido de vídeo

El hecho de que el vídeo sea algo que esté presente en todos lados hoy en día es una ventaja, ya que te permite distribuir tus vídeos en distintos lugares para llegar a tu audiencia y poder lograr resultados.

Algunos de los sitios donde puedes poner tus vídeos son:

  • En tu página web.
  • En tus campañas de e-mail marketing.
  • En los post de tu blog.
  • En tus perfiles de redes sociales.
  • En tu canal de YouTube.

Por otra parte, existe infinidad de tipos de video marketing que podrías llevar a cabo. Sin entrar en mucha profundidad en cada tipo de vídeo, es interesante tener un dato en cuenta, y es el hecho de que, desde 2018, dada la gran cantidad de contenido en forma de vídeo que existe en Internet, se ha provocado cierta inclinación por la autenticidad.

Esto significa que gran parte de los usuarios prefieren un vídeo que no sea de tal alta calidad y que pueda parecer algo artificial, sino que parezca real.

A continuación te dejamos algunos de los posibles tipos de vídeo que puedes crear.

Vídeos informativos

  • Cómo hacer algo o cómo usar tu producto.
  • Webinars/conferencias donde interactuar con los usuarios, invitando a gente a participar, como compañeros, consumidores o gente influyente de tu industria o sector.

Para establecer a ti o a tu empresa como expertos:

  • No necesariamente tiene que ser el CEO de la empresa, pueden ser expertos en cada área dentro de la misma que expliquen o den su opinión sobre algún aspecto que resultar interesante.
  • Vídeos sobre qué es lo que realmente ofreces:
  • Explicaciones, demostraciones o estudios. Estos 3 tipos de vídeo se puede usar en las distintas fases del embudo de conversión en la que se encuentren los usuarios para mostrar a los consumidores potenciales cómo les puedes ayudar a solucionar sus problemas.

Campañas o lanzamientos

  • Para promocionar o crear expectación antes del lanzamiento de algún nuevo producto o servicio. Es recomendable que estos vídeos sean cortos y concisos, tratando de mostrar tu propuesta de valor en los primeros segundos.

En todos los casos, para cualquier tipo de vídeo que te plantees crear, añadir elementos de personalización es realmente interesante para captar la atención de tus usuarios y, sobre todo, es fundamental que te centres en proporcionar información que ayude a tu audiencia y así generar engagement con ella.

Nueva llamada a la acción

Borja Ferrer

Autor Borja Ferrer

Especialista en Inbound Marketing haciendo despegar proyectos en República Coconut.